Un minuto

Tienes un minuto

Para dejar de mentirte

Sesenta segundos

Para acariciar la herida

Un minuto

Para deshacer el nudo

Seguir hacia delante

O quedarte inmóvil en el embudo

Un minuto

Para rozar la comisura

De mil labios o de dos pupilas

Respira hondo

Y reinicia el  pulso

Sopla en la nuca de la quimera

Que ayer era mentira

Mañana se da la vuelta y te susurra

Sólo tienes un minuto

Para continuar la vida

 

aron-visuals-322314-unsplash

Anuncios

Habiendo Habido

Hubo un lugar en la infancia

Que emerge en el café de cada día

Érase una vez la luz del alma

Que se apaga y se enciende qué manía

Hubo un instante de elegir miradas

Y cada pupila es un futuro

Que te llevará a cosas distintas

Unas a una playa en Formentera

Otras a un sofá con la lluvia por fuera

Y el ruido ensordecedor de la cafetera

Habiendo habido tanto en cada cornisa

Habrá que seguir temblando pupilas

Con sus pasados presentes y futuros

Y seguir naufragando en el paisaje que lleva

Cada una detrás del descuido.

alex-iby-297804-unsplash

 

Amagar

No amagues el disparo

Apunta a dónde no avanzas pero dispara

No te quedes en el suspiro

Haz algo que salga de ese aire y no se quede en nada

No digas siempre lo  mismo

Hay que darse la vuelta y cambiar el paso

El verso el labio la huella de tu pisada

No escuches con los ojos cerrados

No mires con la mordaza de aquel miedo suicida

Rompe la cuerda que tiene a tu alma en el retiro

De los que siguen la línea recta quebrada

No amagues el disparo

Llena tu boca de las palabras precisas y afiladas

Que den de lleno en la diana

amagar

Origami

 

Tendrás que descifrarte

con estos cinco papeles

habrán de definirte en cada figura

elige bien tus entresijos.

Se pensó siete instantes y una locura

y estas son las figuras resultantes :

Un corazón con cinco costuras

Una puerta con tres cerraduras

Una ola sin roca y sin espuma

Una silueta sin nombre y sin cordura

Y un libro anónimo de tapa dura.

Así se definió y sin embargo

Sigue sin saber nada de lo que ha contado.

 

dev-benjamin-219413-unsplash.jpg

 

 

Panadería

Habrá lugares en los que refugiarse

cada uno elegirá el suyo

pensemos que si llega el fin del mundo

sabremos a dónde dirigirnos

Propongo alguna esquina del cielo

una noche paralizada de alegría

una mirada inesperada en el último suspiro

una mentira bien contada

una lengua que busque el último impacto

aquel olor que viaja sin norte por la avenida

la mano ciega que sabe a donde ir por lo que palpa

los signos no preestablecidos en el contrato

Antes de que nos atropelle el fin y nos barra

voy a acercarme a la panadería por si acaso

iré dejando las migas como aquellos muchachos

señalizando el camino hacia tu cama

 

 

El instante exacto

A veces cuento historias inconexas

veo pájaros en mi cabeza

asusto a los fantasmas al mediodía

salgo por la noche buscando la luz intensa

destellos que empañan la melancolía.

 

A veces cuento madejas de cuerpos enlazados

en jaulas de libertad derruida

en el fondo del cajón de algún palacio

construido en la parcela en venta de la vida.

 

Ando buscando suspiros en la comisura de aquel labio

perdí el tiempo y gané cien mentiras

esperando y sabiendo que llegaría el fracaso

lo que nunca llega aunque el alma insista.

 

A veces vuelo por el techo de mi cuarto

y me veo allí tendido masticando silencio

con la retina al acecho y el gatillo preparado

para cuando llegue el aviso el instante exacto

dictando sentencia y caiga del techo

y vuelva a ese cuerpo extraño al que pertenezco

para seguir cosiendo el tiempo que me está mirando.

 

manki-kim-533698.jpg

Camas

Hay camas nocturnas y diurnas

Camas jaula donde no duerme la alegría

y nadie puede ser uno mismo

Algunas son libres y allí todo cabe

Hay camas refugio mientras dure el sueño o desvelo

Hay algunas desierto y otras compartidas

Todos entramos en camas distintas sin saberlo

Porque tu propia cama puede ser cualquiera

Todo depende del día del sueño del insomnio

De a quien invites a ese ruedo

Donde vas a pasar gran parte de la vida

Me retiro a la cama que al menos hoy…

Es cama silencio que también sabe de ruido y respira

 

madi-doell-405465.jpg